Reacondicionamiento Térmico: Cuatro pasos para optimizar el confort térmico de tu hogar

Una vez conocidos los problemas que debemos resolver, es hora de comenzar los trabajos necesarios. Una buena planificación es vital para alcanzar buenos resultados.

Una vez que se han definido las situaciones existentes en el hogar, es hora de poner manos a la obra. Para esto necesitamos conocer cómo afecta cada intervención al resultado final y el impacto que tendrá en el confort térmico de nuestra vivienda. Esto se realizará de forma diferentes si estamos hablando de una casa o un departamento.

En líneas generales, en una casa hay cuatro pasos secuenciales a seguir al momento de planificar los trabajos

1.- Aislar el techo: La mayor parte del calor se pierde a través del techo de la vivienda.

Aquí es necesario aislar con los materiales adecuados y sin dejar vías por las que pueda escapar el calor. También es importante evitar la humedad, esta hace  que el material  pierda su efectividad aislante

2.-Aislar las paredes: El muro representa la mayor superficie de una vivienda, y tras el techo, es el lugar donde se produce una mayor pérdida de calor.

3.-Ventanas: Una vez realizados los trabajos anteriores, es bueno  considerar el uso de termopaneles para disminuir –más que la pérdida de calor- por  son una medida efectiva para aislar del ruido exterior. La unión entre los diferentes elementos es importante. Si no están bien sellados provocan pérdidas de calor.

4.-Climatización: Una vez instalada la aislación, la temperatura interior ya mejora bastante, entonces  hay  puede evaluar si es necesario instalar un sistema de calefacción, de acuerdo a las características de la casa: tamaño, zona climática, ubicación, etc.

En el caso de departamentos, los pasos a seguir son similares, pero se adaptan a las condiciones propias de un edificio, y el orden de importancia de las medidas son otros.

1.- Instalación de ventanas. La mayor superficie  de un departamento por donde se pierde calor, son las ventanas y son fáciles de instalar

2.-Ventilación cruzada: una vez mejoradas las ventanas, es importante la ventilación cruzada para evitar humedad por condensación.

3.-Aislación de muros: En este caso la aislación se realiza en los muros interiores del departamento y se recomienda solo en casos especiales.

4. Climatización: Al igual que en las casas, hay que evaluar la pertinencia de calefaccionar la vivienda y el sistema a seleccionar.

Tanto para casas como para departamentos, es importante destacar que lo ideal es realizar los trabajos como un todo, evitando medidas parche que terminan encareciendo los trabajos y disminuyendo su efectividad.

Reacondicionamiento Térmico:  Subsidios para Acondicionamiento Térmico de la Vivienda

Los comentarios están cerrados.